«La lupa condiciona, en esta experiencia, una entrada en el mundo (…) El hombre de la lupa toma el mundo como una novedad (,,,) Es una mirada fresca ante un objeto nuevo. La lupa del botánico es la infancia vuelta a encontrar. Presta de nuevo al botánico la mirada amplificadora del niño. Así lo minúsculo, puerta estrecha, si las hay, abre el mundo.(…) El detalle de una cosa puede ser el signo de un mundo nuevo, de un mundo, que como todos los mundos, contiene atributos de la grandeza. (…) Hay multiples textos en que un puñado de musgo es un pinar. (…) De un bosque a otro bosque, de un bosque en diástole al bosque en sístole, respira una cosmicidad.»

Poética del espacio – Gastón Bachelard